Tarta de frambuesa super deliciosa

La frambuesa es un fruto del bosque que constituye una de las fuentes de antioxidantes más importantes. Al igual que la fresa o la mora, es común verla en mermeladas o en helados. Sin embargo, fácilmente puede integrarse con algún postre.

En relación a ello, una de las recetas más famosas con frambuesa es la tarta, ya que se cocina con facilidad y no representa un gran gasto.

Además, para quienes tienen niños, esta es una forma de acostumbrar a los más pequeños a las frutas; claro está que lo más importante es controlar la cantidad de azúcar a utilizar, aunque afortunadamente es lo suficientemente dulce como para enamorar a los infantes.

A continuación dejaremos todos los pasos o datos necesarios para elaborar una deliciosa tarta de frambuesa, perfecta para disfrutar en cualquier época del año.

Tarta de frambuesa

frambuesa
Frambuesas Fuente: Pixabay

Ingredientes

Relleno

  • 300 gramos de frambuesa
  • 2 huevos
  • 2 yemas
  • 100 gramos de azúcar
  • 7 gramos de gelatina sin sabor 
  • 100 gramos de mantequilla
  • Fruta extra para decorar

Masa

  • 300 gramos de harina
  • 150 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de azúcar pulverizada
  • 1 chorrito de agua helada 
  • 150 gramos de chocolate semiamargo

Preparación

Licue la porción de frambuesa previamente lavada hasta obtener un puré suave y liso. 

Coloque este puré en un tazón y agregue los huevos, las yemas y el azúcar. Ponga a cocinar todo a baño de maría y revuelva hasta que la preparación espese. 

Ponga a hervir agua y baje el fuego para que el calor generado sea parejo. Agregue la gelatina (la cual debe ser hidratada con un chorrito de agua fría) y mezcle bien todos los ingredientes.

Con ayuda de una batidora, integre la mantequilla a la mezcla después que esta se haya enfriado, procure integrar bien todos los ingredientes.

Masa

Coloque en la batidora la harina, mantequilla y el azúcar pulverizada. Agregue un poco de agua y siga procesando hasta obtener una masa tierna. Retira la masa y forma un bollo sin amasar.

Envuelvalo en película plástica y déjelo descansar en el refrigerador durante una hora. Si antes de envolverlo lo aplana levemente con el rodillo hasta formar un rectángulo, se enfriará rápidamente.

Utilice un rodillo para entender la masa sobre una superficie enharinada y proceda a forrar el molde desmontable. Lleve al congelador por 1 hora y luego cocine totalmente. 

Dado que existe el riesgo de que la masa crezca en el horno, coloque el papel de aluminio y luego algún peso de frijoles o piedritas.

Otra alternativa es pinchar toda la superficie con un tenedor. Retire del horno y deje de enfriar sobre rejilla.

Cuando la masa esté fría, pincele con el chocolate previamente derretido y luego, rellénela con la preparación de la frambuesa. Finalmente póngalo en el refrigerador durante dos horas como mínimo. Puede decorar con más frambuesas.

Deja un comentario