Recetas con café: Un delicioso pecado a la nutrición

La nutrición no solo es llevar un buen regimen alimenticio, una dieta sana y actividad física; es también disfrutar de placeres que regala la vida como los batidos de café.

Por años las bebidas de este tipo han sido estigmatizadas erróneamente, cuando en realidad lo ideal es crear conciencia sobre la forma correcta de incluirla como aquellas comidas no tan saludables.

Como ya dijimos, la nutrición también es sinónimo de disfrute y felicidad, lo cual en cierta parte trae los postres a nuestra vida. Contrario a lo que se cree, el café no es una bebida aburrida que solo puede ser preparada de una sola forma.

Todo lo contrario, el arte del barismo ha permitido que pase a ser una bebida fría a la cual puede agregarse crema batida, chocolate, nueces y todo tipo de acompañantes. 

Además afortunadamente ya hay opciones muy saludables para mantener una nutrición saludable como las leches deslactosadas, desnatadas, productos veganos y libres de gluten.

Café con crema para la nutrición
Café con crema Fuente: Pexels

¡Todo es cuestión de atreverse a probar y degustar!

Café affogato

Ingredientes

  • 1 puñado de nueces, galletas o cacao
  • 4 tazas de café espresso
  • 1 tarro de helado de vainilla o nata
  • 1 copa de licor

Preparación

Primero tiene que usar el café recién hecho, ya que es una buena forma de aprovechar el contraste de temperaturas. Emplea un sacabolas para poner tres porciones de helado en cada copa y metelas en el congelador para que no se derritan.

Seguidamente prepara el espresso o cualquier otro tipo de café que le guste pero que sea fuerte. Saque los vasos del congelador y pique los frutos secos escogidos para agregarlos a la copa.

Una vez estén en el fondo, tome el café y viértelo en las copas. Añade el chorrito de licor y pique más frutos secos para dejar en la superficie.

Nutrición divertida con café dalgona

Ingredientes

  • 2 cucharadas soperas de café instantáneo
  • Hielo
  • 2 cucharadas soperas de azúcar
  • 1 vaso de leche de cualquier tipo
  • 2 cucharadas soperas de agua caliente

Preparación

Ponga en un bol café, azúcar y agua lo suficientemente caliente. Bata hasta obtener una mezcla espesa y para ello se recomienda el uso de una batidora, pero bajo ninguna circunstancia use una licuadora.

Tome un vaso y coloque hielo con la leche y sobre esto agrega el café.

Se recomienda mezclar el café con la leche al momento de tomarlo si no es muy amante del sabor amargo del primero mencionado.

Deja un comentario