Parfait de frambuesa y menta sencillo

Frambuesa y menta, que combinación tan divina para una tarde divertida y sin preocupaciones y más si la presentación de rigor es una parfait.

Este postre es tal y como su nombre lo indica perfecto, ya que cuenta con una textura suculenta y es bastante sencillo de preparar. El parfait puede ser preparado de cualquier sabor, siendo el más común el de chocolate o vainilla.

No obstante, hoy iremos más allá y experimentamos con esta hierba, la cual se caracteriza por aportar frescura y dar un toque particular en cada comida en la cual es agregada. Mezclada con el sabor del fruto rojo, la parfait engalana el paladar.

Además aporta potasio, magnesio y calcio, por lo que es imposible no querer disfrutar este postre.

Receta de de parfait de frambuesas con fresas

Este plato rinde para 6 porciones y aporta 313 calorías, 45,1 gramos de hidratos de carbono, 10, 2 gramos de proteínas y 8,4 gramos de grasas.

tazon con frambuesa
Frambuesa Fuente: Pexels

Pacientes con hipertensión, osteoporosis y celiacos (utilizando gelatina apta para celíacos) pueden comer este parfait sin problemas. Sin embargo, los diabéticos y pacientes con colesterol alto no pueden consumir este postre.

Ingredientes

  • 200 gramos de azúcar
  • 100 mililitros de licor de menta
  • 1 cucharada de esencia de menta
  • 200 mililitros de agua
  • 6 yemas
  • 300 gramos de queso blanco descremado
  • 1 paquete para 4 porciones de gelatina de frambuesa dietética
  • Hojas de menta, para decorar

Preparación

Colocar en una olla el azúcar, el licor de menta, la esencia de menta y el agua y, sin revolver, llevar al fuego hasta obtener un almíbar. Batir las yemas y mientras lo hace incorporar el almíbar en forma de hilo. Batir bien hasta entibiar.

Incorporar el queso blanco y la gelatina previamente disuelta como lo indica el paquete. Colocar las frambuesas en el fondo de un molde de 20 centímetros de diámetro o en moldes individuales forrados con acetato. 

Cubrir con la gelatina de frambuesa y llevar nuevamente al refrigerador para que se solidifique allí. 

Verter el parfait de menta sobre la gelatina y llevar nuevamente al refrigerador hasta solidificar. Decorar con hojas de menta, frambuesa y escamas de chocolate.

Alternativas de decoración

Cabe destacar, que puede servirlo en el molde que desee y también recurrir a los frutos secos para armar una decoración con mayor elegancia.

Además, no se olvide que las gotas de chocolate amargo podrían dar un toque especial a este postre.

Deja un comentario