Pastel de manzana para una merienda saludable

Amarilla, verde, roja y hasta negra, la manzana es por mucho una de las frutas que más comensales acumula en todo el mundo, puesto que es altamente nutritiva, deliciosa y realmente económica.

Cabe destacar que la manzana está compuesta en un 85% por agua, por lo que es muy refrescante e hidratante. También contienen minerales como el potasio y una gran variedad de vitaminas.

Para las dietas de adelgazamiento es la aliada numero 1, pero eso no quiere decir que no pueda ser una fruta divertida, o que en su defecto no proporcione un toque especial a las más deliciosas ensaladas.

A nivel mundial la manzana es muy popular en la repostería, la cual aprovecha todo lo que ofrece para un sinfín de productos como mermeladas y tartaletas.

No obstante, también puede ser la piedra angular de los más deliciosos pasteles, en los cuales al cocinarse, obtienen un sabor dulce natural y que no requiere azúcares agregados; facilitando así preparaciones con bajas calorías.

La receta de pastel de manzana es muy sencilla, perfecta para novatos en el mundo de la repostería o para sorprender en un cumpleaños.

Pastel de manzana

Este postre tiene un tiempo de preparación de 60 minutos máximos y por cada porción su aporte es de 348 calorías, 32,5 gramos de hidratos de carbono, 4,4 gramos de proteínas y 18,4 gramos de grasas.

pastel de manzana
Pastel Fuente: Pexels

Ingredientes

  • 200 gramos de mantequilla
  • 150 gramos de azúcar
  • 4 huevos
  • Esencia de vainilla
  • Ralladura de 1 limón
  • 250 gramos de harina
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 4 manzanas

Preparación

Batir la mantequilla con el azúcar hasta obtener una crema, incorporar los huevos, uno a uno, batir bien después de cada incorporación y perfumar con la esencia de vainilla y la ralladura de limón.

Tamizar la harina y el polvo para hornear y añadirlos a la preparación anterior junto con las manzanas peladas y cortadas en cubos pequeños. Verter la mezcla de un molde de 24 centímetros de diámetro previamente engrasado y enharinado.

Cocine en horno precalentado a temperatura moderada, es decir, 200 ºC durante 40 minutos. Deje enfriar en el molde y desmolde cuando ya se haya enfriado el pastel de manzana.

Espolvoree azúcar glass y decora con cintas de cáscara de manzana. Si gusta, también puede agregarle crema batida al pastel o más bien forrarla con ella. También puede laminar una manzana y deshidratar los trozos para colocarlos en la superficie del postre.

¡Solo deje fluir su creatividad!

Deja un comentario