Nutrición y lunch: Ravioles de requesón para los niños de la casa

En la nutrición es importante integrar todo tipo de alimentos, especialmente las pastas y lácteos; productos que cuando son integrados dentro de una misma receta resultan deliciosos.

Los ravioles de requesón son una de las recetas indispensables dentro de la dieta humana. Los expertos en nutrición la sugieren para personas con osteoporosis y niños en edad de crecimiento.

Gracias a su contenido lácteo, aporta calcio de fácil absorción, proteínas, vitaminas y minerales para la formación de los huesos.

Ravioles de requesón

Ravioles para la nutrición en fase de crecimiento
Ravioles Fuente: Pexels

Ingredientes para 6 porciones

Para la masa

  • 500 gramos de harina 
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 huevos
  • 3 yemas
  • 2 cucharadas de aceite
  • ½ vaso de agua

Para el relleno

  • 2 cebollas
  • 800 gramos de requesón bajo en grasas
  • 2 huevos
  • 2 yemas
  • 4 cucharadas de queso magro rallado
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Sal
  • 2 cucharadas de aceite
  • Pimienta

Para la salsa

  • 1 kilogramo de tomates 
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de aceite
  • Sal 
  • 1 cucharada de perejil picado
  • Pimienta
  • 1 hoja de laurel

Preparación

Para la masa, disponga la harina y la sal en forma de corona sobre la superficie de trabajo. Coloque los huevos, las yemas, el aceite y el agua en el centro. Incorpore los ingredientes hasta que obtenga una masa lisa, la cual deberá dejar reposar por 20 minutos.

Para el relleno, sofría la cebolla picada en el aceite para luego mezclarlo con el requesón, el perejil, los huevos, las yemas, el queso rallado, la nuez moscada, sal y pimienta.

Divida la masa en dos partes y estirela en una superficie enharinada hasta obtener dos láminas finas. Deberá dejar espacio entre cada porción y sin llegar a los bordes.

Cubra con la otra lámina y espolvoree con harina y marque los ravioles con una rejilla o con un rodillo marcador. Corte con la ayuda de una rueda y espolvoree con harina.

Cocine los ravioles en abundante agua hirviendo con sal hasta que suban a la superficie. Retire con una espumadera y reserve calientes.

Para la salsa, pele y despepite los tomates. Cortelos en cubos pequeños y coloquelos en una olla junto con los ajos fileteados, la hoja de laurel y el aceite. Cocine a fuego bajo por unos minutos. Condimente con el perejil picado, sal y pimienta a gusto.

Sirva los ravioles acompañados por la salsa.

Nutrición en números

Los expertos en nutrición aseguran que por cada porción de esta receta, son ingeridas 635 calorías. Respecto a los hidratos de carbono, los consumidos son 69,3 gramos y 29,9 gramos es la cantidad de proteínas adquiridas.

Las grasas también forman parte de esta receta, siendo de 26,4 gramos su aporte.

Es importante mencionar que los expertos en nutrición no recomiendan los ravioles de requesón a personas que sufren de celiaquía. Respecto a los parecientes de colesterol y diabetes, estos deben consumir porciones mínimas.

Deja un comentario