Mousse de mango delicioso y fácil de preparar

El mango es una fruta tropical que nació en India pero que se puede encontrar en muchas partes del mundo. Es un producto muy costoso en lugares donde no es autóctono, a un nivel en que pudiera ser considerado el oro de la gastronomía.

No obstante, esto no impide que sea consumido, ya que su sabor y propiedades nutricionales lo valen.

Desconocemos si al consumir mango hallarás la sabiduría como el Buda; pero lo que sí es seguro es que resulta ser una fuente de vitamina C, A y E. También aporta enormes cantidades de magnesio y potasio.

De igual forma, contiene ácidos depurativos, los cuales contribuyen a contrarrestar el efecto de los residuos metabólicos de la naturaleza ácida.

Gracias a todo lo mencionado, es posible que veamos casi siempre al mango en batidos, pero lo más importante es saber que también puede estar en deliciosos mousse sencillos de preparar.

mousse de mango
Mousse Fuente: Pexels

Este es un mousse distinto, original y super fresco para ofrecer en una cena o reunión entre amigos. Esta delicia tropical combina los nutrientes del mango, las proteínas de las claras y los beneficios de los lácteos. 

Con esta receta se ingieren cerca de 267 calorías, 22,2 hidratos de carbono, 8,1 proteínas y 16,2 gramos de grasas.

Pacientes con hipertensión, osteoporosis, diabetes, colesterol y celiacos (usando queso apto para celíacos) tienen luz verde para consumir este postre.

Mousse de mango

Ingredientes

  • 500 gramos de mango
  • 100 mililitros de jugo de naranja
  • Edulcorante al gusto 
  • 150 gramos de queso mascarpone
  • 2 claras de huevo
  • 7 gramos de gelatina sin sabor

Ingredientes

Pelar el mango, deshuesarlo y colocar la pulpa, el jugo de naranja y edulcorante a gusto en un procesador de alimentos o en la licuadora. Procesar hasta obtener un puré. Colocar el queso mascarpone y el puré de mango en un bol y mezclar bien.

Batir las claras a punto nieve y reservar. Disolver la gelatina  en 50 mililitros de agua fría. Llevar al fuego y cocinar removiendo constantemente, hasta que rompa el hervor. Retirar del fuego y dejar entibiar.

Incorporar la gelatina y las claras batidas a punto nieve a la preparación de mangos, con movimientos suaves y envolventes. Verter la crema en un molde de 18 centímetros de diámetro o 4 moldes individuales.

Llevar al refrigerador durante al menos 4 horas para luego desmoldar y decorar con gajos de mango y servir.

Disfrute y comparta con sus seres queridos.

Deja un comentario