Licor de coco: Prepárelo en casa sin problemas

Divino es el sabor del coco y bendecidos son los nacidos en el trópico que disfrutan de él. Esta fruta que crece ampliamente en las costas de muchas playas bañadas por el Mar Caribe, generalmente forma parte de cócteles y bebidas refrescantes.

Asimismo, el coco puede ser encontrado en muchos postres, especialmente en turrones. No obstante, el arte de los licoreros también ha llegado a aprovechar todo lo que ofrece el coco, por lo que es posible consumirlo en bebidas alcohólicas.

En este sentido, el licor de coco es una de las novedades del mercado actual, que no solo es la sensación entre bartenders y aficionados, sino una bebida al alcance de todos.

Seguramente después de leer esto último sientes curiosidad sobre el licor, así que no te preocupes, hoy en día es posible elaborar de forma casera esta bebida y en este artículo te enseñaremos cómo.

Licor de coco casero

Ingredientes

  • 1 litro de aguardiente
  • 150 gramos de coco rallado
  • 1 vaina de vainilla
  • 125 mililitros de agua
  • 125 gramos de azúcar

Preparación

Primero mezcle el coco con el aguardiente y la vainilla. Debido a que es muy dulce, se aconseja beberlo con moderación y graduar la cantidad de coco a usar.

Una vez mezclado todo, cierre herméticamente la mezcla y deje reposar por lo menos en un lugar seco y oscuro.

coco
Cocos Fuente: Pexels

Después del plazo mencionado, proceda a colar el licor y una vez haya eliminado todos los restos reservelo. Luego prepare un sencillo almíbar que será agregado al licor para terminar de complementar su sabor. Para preparar el almibar solo se debe poner una olla con agua y azúcar.

Caliente hasta obtener una especie de jarabe y agréguela al licor. Cuele y guarde nuevamente durante una semana.

Se recomienda agregar esto a los jugos y cocteles de su preferencia.

Datos de interés sobre el licor de coco

En los últimos años los licores artesanales se han convertido en la sensación del mercado. Incluso su presencia ha ganado fuerza en bares, restaurantes hasta el punto de convertirse en un producto de gran valor y estima.

Con la receta presentada, pueden prepararse otros licores sin importar cuál fruta sea, ya que la misma se adapta. Por consiguiente, para los no fans del coco es posible elaborar otro tipo de licor con las mismas indicaciones.

Se recomienda que al igual que cualquier bebida alcohólica, sea ingerida con moderación y no conducir cuando se esté bajo los efectos del mismo.

Deja un comentario