Higo al natural como postre primaveral

El higo es una fruta tallada por los mismos dioses, la preferida de los chef para darle un toque dulce en sus postres, platos fuertes o cualquier invención culinaria. 

Esta fruta está muy presente en Grecia desde tiempos antiguos y tiene un montón de beneficios, entre ellos, la fibra y por supuesto esto permite que ayuden a prevenir el colesterol alto.

Contrario a lo que se piensa por ser muy dulce, el higo ayuda a controlar la glucosa, porque en medio de todo posee muy pocas calorías, pero es rico en omega 3, omega 6 y potasio.

También posee calcio, magnesio y ayuda a la prevención de todo tipo de enfermedades. Debido a que los médicos recomiendan su consumo asiduo, traemos una receta deliciosa para contribuir a su inclusión en la dieta.

Higo al natural

Los higos son una excelente opción para obtener energía a partir de los hidratos de carbono y sin un solo porcentaje de grasa. Resultan buenos aliados para los deportistas y personas con alto requerimiento calórico.

higo
Higos Fuente: Pexels

Esta receta apenas posee 246 calorías, 60 gramos de hidratos de carbono, 1,6 gramos de proteínas y 0 grasas ¡Más perfecto imposible!

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  • 100 gramos de azúcar
  • Cáscara de ½ naranja
  • 1 kilogramo de higos frescos
  • Para el almíbar
  • 750 mililitros de de agua
  • 5 cucharadas de miel

Preparación

Hervir el agua con el azúcar y la cáscara de la naranja, incorporar los higos cortados por la mitad y cocinar durante 4 minutos. Retirar y escurrir. Mantener los higos en el colador de un dia para otro para que escurran bien.

Para esterilizar frascos de vidrio, solo debe sumergirlos con sus tapas en una olla grande con agua, hervir durante 10 minutos, retirarlos con ayuda de una pinza y colocarlos boca abajo sobre un lienzo limpio.

Ubicarlos en una bandeja para horno y llevarlos en una bandeja para horno y llevarlos al horno precalentado a temperatura mínima, (120 ºC) durante 15 minutos.

Para preparar el almíbar solo se debe colocar en una olla el agua con la miel y hervir hasta formar un almíbar. Acomode los higos en los frascos esterilizados, verter el almíbar, dejar enfriar y cerrar herméticamente.

Servir los higos frescos con queso magro e hilos de miel.

Deja un comentario