Fajitas de pollo para una nutrición saludable y divertida

El pollo es un alimento más que presente en la nutrición, ya que es una fuente de proteínas bastante popular y que no puede faltar en la dieta humana. En pocas palabras es irresistible al paladar.

En línea general, es muy usada en todo tipo de preparaciones por su versatilidad, estando presente principalmente en platos fuertes.

No obstante, hay deliciosas botanas que pueden ser de igual forma preparadas con esta ave, la cual acompañada con otros alimentos resulta un manjar muy divertido e irresistible.

¿Has probado las fajitas de pollo? Si la respuesta es negativa, entonces llegaste al artículo perfecto para poder conocer todo lo relacionado con esta deliciosa receta, que entre muchas cosas, es perfecta para llevar una nutrición saludable y divertida.

Fajitas de pollo empanizado, una botana digna de una nutrición divertida

Empanizadas con harina de avena, las fajitas de pollo demuestran que es posible conseguir botanas saludables. La receta rinde para 4 personas y su dificultad de preparación es muy baja, por lo que no tienes que ser un chef para poder prepararla.

nutrición con fajitas
Fajitas Fuente: Pexels

Ingredientes

  • 20 fajitas de pollo de corte mediano y grueso
  • 200 gramos de harina de avena (si no tienen harina de avena, puede comprar avena y moler hasta obtener un polvillo)
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de leche
  • 1 cucharadita de romero fresco
  • Aceite de oliva
  • Ajo en polvo
  • Pimienta
  • Sal

Preparación

Abre los huevos y separa las claras de la yema. tome las primeras mencionadas y batalas con el romero y no deje por fuera la sal y la pimienta al gusto.

Prepare los dos platos, uno con la harina de avena y el otro con las tiras de pollo. A estas debe espolvorear ajo, pimienta y sal.

Proceda a bañar cada trozo de pollo en la mezcla de huevos y prepare una bandeja para hornear. Engrase con aceite y disponga cada trozo sobre la misma, bien separadas para que se cocinen bien.

Precaliente el horno a 180 ºC y hornee durante 30 minutos.

Consejos finales

Al momento de servir puede aprovechar y comer con salsas. Las más recomendables para este caso son aquellas que sean igualmente saludables y contribuyan a una buena nutrición.

Puede probar con una de tomate natural, la cual no puede dejar de lado el orégano. Además, puede recurrir a la salsa de ajo o de perejil.

También puede ser un poco más arriesgado y probar con una salsa picante de chile o de jengibre.

Deja un comentario