Durazno: Dos recetas indispensables para una merienda saludable

Si de frutas jugosas e irresistibles se trata, el durazno o melocotón como se le conoce en otros países es uno de los manjares más especiales; ya sea por su sabor o por su magnífica composición nutricional.

Chicos y grandes disfrutan del Prunus persica como se le conoce científicamente, especialmente porque es un producto realmente versátil. Generalmente se recomienda que los niños lo tengan presente en sus meriendas,

Uno de los principales aspectos de la fruta, es que es rica en vitaminas B1, B2, B3 y B6, las cuales son acompañadas por las del tipo C, E y K. Minerales como el hierro, manganeso, potasio y potasio también pertenecen al durazno.

Bien sea en mermeladas, pasteles, pudines y hasta en ensaladas, hay muchas formas de incorporar esta fruta sin ningún tipo de problema. Por consiguiente, hoy traemos dos postres fáciles y divertidos para alegrar el paladar de forma natural.

Recetas

Durazno en una bolsa
Duraznos en una bolsa de tela Fuente: Pexels

Pastel de durazno

Este postre es una maravilla ya que se cocina con mucha rapidez. No obstante, no es recomendado para personas que sufren de colesterol, celiacos y en caso que algún hipertenso quiera consumirlo, se aconseja sea en porciones muy pequeñas.

Ingredientes

  • 1 paquete de 8 porciones para gelatina de duraznos dietética
  • 1 lata de duraznos
  • 3 claras de huevo
  • 3 discos de bizcochuelo fino
  • 3 cucharadas de dulce de durazno dietético

Procedimiento

Preparar la gelatina siguiendo las indicaciones del empaque, no obstante debe utilizar en realidad ¾ partes del líquido indicado en las instrucciones. Luego escurra los duraznos de la lata y piquelos en cubos pequeños para agregarlo a la gelatina. 

En caso que desee decorar el postre, puede guardar un par de trozos.

Seguidamente forre un molde desmontable de 24 centímetros con papel de acetato. Comience a colocar un disco de bizcochuelo y sobre este agregue la mitad de la mezcla de gelatina. Cubra con otro disco, agregue el resto de mezcla y ponga el último bizcochuelo.

En este punto puede aprovechar para decorar con los trozos y el dulce de durazno. Lleve al refrigerador por 4 horas o más. Una vez listo desmolde con cuidado y decore con crema chantilly.

Nutritiva de durazno

Tal y como ocurrió en la anterior receta, hay un público que no debe comer este postre. En este caso son los hipertensos, mientras que los celíacos deben constatar que las latas de de durazno no contengan gluten.

Cabe destacar que esta receta tiene un bajo contenido de colesterol, no afecta a los pacientes con osteoporosis o diabetes.

Ingredientes

  • 1 lata de duraznos en almíbar dietético
  • 500 gramos de requesón descremado
  • 150 gramos de queso blanco descremado
  • 2 cucharadas de limón
  • 1 cucharada de licor apricot
  • Edulcorante al gusto 
  • 1 cucharada de dulce de durazno dietético

Preparación

Escurrir los duraznos y procesar la mitad hasta obtener un puré y verterlo en un bowl con el requesón, queso blanco y la ralladura de limón. Mezcle bien y agregue el limón con el edulcorante al gusto.

Después de esto debe verter la preparación en copas y llevar al refrigerador durante al menos 2 horas o más. Lo importante es que el frío de una consistencia fuerte al postre.

Retire y decore con trozos de duraznos cortados en gajos y pincele con el dulce de duraznos.

Deja un comentario