Delicioso mousse de mango y yogurt

El mango es una fruta tropical que resulta irresistible y es imposible no enamorarse de ella. Uno de los aspectos que más resalta de este producto, es que es rico en todo tipo de vitaminas y minerales.

De este grupo destacan principalmente los antioxidantes, compuestos necesarios para evitar el envejecimiento prematuro así como la formación de células cancerígenas.

Además es bajo en calorías, aporta vitamina C y la de tipo B5, siendo apropiado para el metabolismo de los hidratos de carbono y perfecto para la epidermis.

Se ha determinado que con solo consumir unos 200 gramos de esta fruta, son cubiertas las necesidades diarias de dichas vitaminas. 

Hay muchas formas de comer mango, y casi siempre puede ser encontrado en bebidas, tartas y mousse.

Mousse de mango y yogurt

Los mousses son auténticos protagonistas de la gastronomía francesa. Aquí te presentamos una deliciosa, liviana y original versión con la frescura y el sabor que solo las frutas tropicales como el mango pueden ofrecernos.

Para potenciar el sabor de este postre puede servirse acompañado de frutas frescas de la estación del momento.

mango
Mango Fuente: Pexels

Esta receta aporta 110 calorías, 19,1 gramos de hidratos de carbono, 6,1 gramos de proteínas y 1 gramo de grasas.

Milagrosamente celíacos, hipertensos y pacientes tanto con colesterol como con osteoporosis y diabetes pueden degustar este mousse de mango sin problemas.

En el caso de los celíacos se recomienda utilizar gelatina apta para quienes tienen cierta intolerancia al gluten.

Ingredientes 

  • 900 gramos de pulpa de mango
  • 2 cucharadas de ralladura de naranja
  • 100 gramos de queso blanco descremado
  • Edulcorante cantidad necesaria
  • 100 gramos de yogurt natural descremado
  • 14 gramos de gelatinas sin sabor
  • 4 cucharadas de jugo de naranja
  • 4 claras de huevo
  • Aceite en aerosol

Preparación

Colocar la pulpa de mango, la ralladura de naranja y edulcorante al gusto en un procesador  de alimentos en una licuadora y procesar hasta obtener una crema. Agregar el yogurt, el queso crema e integrar bien.

Batirlas claras a punto nieve y agregarlas a la preparación con movimientos suaves y envolventes. Hidratar la gelatina sin sabor en el jugo de naranja, llevar al fuego y cocinar, sin dejar de revolverlo hasta que rompa a hervor.

Dejar pasar el calor fuerte, incorporar a la mousse de mango e integrar.

Verter la preparación en moldes individuales previamente rociados con aceite en aerosol. Llevar al refrigerador durante 3 o 4 horas. Desmoldar con cuidado y servir.

Deja un comentario