Expertos en nutrición: Así se prepara un caldo de ternera sin grasa

Nada como una sopa para reparar energías y levantar el ánimo, sino que lo digan los expertos en nutrición y chef de todo el mundo. Las sopas son la entrada por excelencia a los platos fuertes, dando una introducción al manjar que será disfrutado posteriormente por los comensales del momento.

Estos platos permiten ponerse creativo y recurrir a todo tipo de ingredientes, especialmente a aquellos que pueden ser difíciles de integrar a la dieta diaria.

En el caso del caldo de ternera, favorece la digestión, ya que logra estimular las vías digestivas y favorece la producción de secreciones gástricas.

Además, una de las cosas por las cuales es importante agregarlo a la dieta es porque el caldo contiene un alto porcentaje de cloruro de sodio, potasio y purinas.

En línea general para los que están en un régimen de alimentación especial o bajo una dieta de pérdida de peso, el caldo de ternera es ideal para complementar la nutrición.

También posee una fuerte acción hidratante, debido a que está constituido en su mayoría por agua, contribuyendo al mantenimiento de los niveles hídricos dentro del cuerpo.

La saciedad, energía, saciedad y calor son otras de las propiedades que ofrece una buena sopa.

¿Cómo preparar el caldo de ternera según los expertos en nutrición?

Caldo de ternera para complementar la nutrición
Caldo de ternera Fuente: Pexels

Esta es una receta típica que sin duda en alguna ocasión hemos degustado, sin embargo hay ciertos datos que permiten conseguir un sabor magistral sin dejar de lado los nutrientes.

El problema con el caldo, es que puede resultar muy grasoso, sin embargo, los expertos en nutrición tienen ciertos tips para obtener un producto totalmente sano.

Ingredientes

  • 2,5 kilogramos de huesos de ternera
  • 1 cebolla
  • 8 gramos de pimienta blanca
  • Celery
  • Zanahoria
  • Puerros

Preparación

Limpie muy bien los huesos de ternera y deje que se sequen para después colocarlos en una bandeja e introducirlos en el horno a 180 ºC para dorarlos.

Para evitar que se peguen los huesos, procure dar vuelta a las piezas y una vez estén listos, escurra toda la grasa segregada en el proceso con la ayuda de un colador.

Luego debe colocar los huesos bien escurridos en una olla, agregar agua y ponerlos a hervir. En ese punto agregue la cebolla, los clavos de olor y la pimienta.

Después de un rato proceda a añadir la zanahoria, los puerros y el celery en tallo y amarrados en forma de bouquet.

Permita que todo se cocine durante 90 minutos y una vez esté listo, retire los huesos si gusta y deje enfriar en la nevera. Esto último es para poder retirar la grasas sobrante.

Este caldo puede ser utilizado para beberlo antes de un plato fuerte, en guisos y para dar sabor a las cremas de verduras.

También puede cortar vegetales de su gusto y hacer una sopa nutritiva para iniciar las mañanas con energía y complementar la nutrición.

Deja un comentario