Budín de fruto seco o inglés para un picnic familiar

Pera, manzana, fresa y más productos son deliciosos y hemos hablado muchas veces de ellos, pero ¿Qué pasa con el fruto seco?

Durante décadas tuvieron mala fama pero eso es cosa del pasado, puesto que gracias a la evidencia científica se ha comprobado que en realidad tiene beneficios y si son consumidos en la dieta, aportan muchos beneficios para la salud.

El grupo de frutos secos se caracteriza por tener poca agua, pero logra incluir muchas vitaminas, minerales y proteínas.

 La nuez es un fruto seco popular, el cual es recomendado para mantener a raya el colesterol y posee un alto contenido de omega 3. Asimismo, está la almendra, la cual es una infaltable de los postres y aporta grandes niveles de calcio y fibra.

Tampoco podemos dejar de mencionar los anacardos, fruto seco que resalta por ser el guardián número uno de la salud cardiovascular y cuenta con propiedades antiinflamatorias.

Los pistachos, pipas de calabaza, piñones, entre otros, entran en esta categoría. Con un fruto seco es posible preparar los más deliciosos postres, especialmente los pasteles.

Budín de fruto seco
Budin Fuente: Pexels

No obstante, hoy enseñaremos a preparar un suculento budín de fruto seco. A este también se le conoce como budín inglés y es un clásico de la cocina anglosajona. Esta versión se caracteriza por ser muy liviana  y combinar la suavidad y la textura cremosa que aporta el yogurt.

Budín inglés o de fruto seco

Esta receta no es apta para personas que tienen diabetes o los celíacos; mientras que los hipertensos y aquellos con colesterol alto deben consumirlo en bajas cantidades. 

Solo los pacientes con osteoporosis tienen cancha libre para disfrutar este postre sin problemas ni restricciones.

Ingredientes

  • 100 gramos de margarina
  • 150 gramos de azúcar
  • 4 huevos
  • 1 pote de yogurt de vainilla descremado
  • 150 gramos de harina
  • 2 cucharaditas de polvo para hornear
  • 150 gramos de fruto seco
  • Almidón de maíz (Maicena)
  • Aceite en aerosol

Preparación

Batir la margarina con el azúcar hasta obtener una crema, añadir las yemas una a una, batir bien después de cada incorporación y agregar el yogurt. Tamizar la harina junto con el polvo para hornear e incorporar al batido.

Picar groseramente las frutas secas y espolvorear con almidón de maíz. Agregar a la preparación anterior junto con las claras batidas a punto de nieve. Verter la mezcla en un molde para budín forrado con papel encerado y rociado con aceite en aerosol.

Cocinar en horno precalentado a temperatura moderada (alrededor de 200 ºC) durante 40 minutos aproximadamente 40 minutos aproximadamente, o hasta que el budín esté cocido. Retirar del horno, dejar enfriar en el molde y desmoldar con cuidado. Cortar en porciones y servir.

Deja un comentario